Qué hacer con las memorias USB “obsoletas”

Como decía en otro post, las memorias USB no son un invento nuevo, y creo que todos hemos tenido unas cuantas ya. Algunas las hemos ido “jubilando”, debido a que 256 megas no son gran cosa hoy en día, o eso nos parece. También nos encontramos de vez en cuando con alguien que nos regala una memoria publicitaria, que no suele destacar por su gran capacidad. Como no es cuestión de llevar encima varias memorias USB, el futuro de estas suele ser coger polvo en un cajón olvidado.

Pues la verdad… es que hay cositas muy interesantes que se pueden hacer con estas memorias. Podemos llevar nuestro navegador favorito, usarlas como herramientas de diagnóstico o llevarnos alguna distribución Linux. O convertirla en una asesina de placas madre… todo es posible. Mis recomendaciones:

  • Damn Small Linux: Una de las distribuciones Linux con escritorio más pequeñas que existen. Sus autores proclaman que jamás crecerán más allá de los 50 megas. Tiene herramientas para hacer el trabajo de oficina normal y navegación. Requiere una memoria de 64 megas, recomiendo una de 128 (para tener espacio para datos).
  • Puppy Linux: Otra minidistribución Linux. Personalmente, la veo más completa y fácil de usar que DSL; y es fácilmente ampliable. El mínimo serían 128 megas, pero recomiendo al menos una memoria de 256 megas.
  • GeeXboX: Una distribución Linux especializada. Más bien es un completo mediacenter que cabe en sólo 32 megas.
  • Hiren’s Boot CD: Un completo CD con herramientas para particionado, clonado, diagnóstico, información de hardware, antivirus… casi todo lo que un técnico puede necesitar está aquí. Lo bueno es que se puede instalar en una memoria USB. Lo malo es que los programas no son del todo legales, así que la página no ofrece el link de descarga (pero no es difícil de conseguir). Por ahora necesita 128 megas, pero yo recomendaría 256 por dos razones: así podemos llevar las actualizaciones del antivirus y además, está muy próximo a superar los 128 megas.
  • Ultimate BootCD: La alternativa legal al Hiren’s Boot CD. Algo menos completo, pero debería permitir hacer diagnósticos y clones sin problemas.
  • Aplicaciones portables: A diferencia de los anteriores, este no es un “producto terminado”, ni arranca desde el USB. Son una serie de aplicaciones gratuitas para Windows, que se pueden ejecutar desde una memoria USB sin instalarlas o “dejar huellas” en el sistema. El mínimo serían 256 megas para llevarte un navegador, correo electrónico y alguna otra tontería. A partir de ahí… con una memoria de 1 Gb puedes llevarte programas como para hacer cualquier cosa que necesites.

Al margen de estas sugerencias, hay más aplicaciones portables (como Total Commander, no incluída en PortableApps por ser de pago); aplicaciones “reconvertidas” a portables como EasyRecovery Pro y Everest (pero no son muy legales); y más mini distribuciones Linux que podrían instalarse en USB. También se podría instalar una distribución Linux “completa”, pero esto suele necesitar memorias bastante grandes (recomiendo un mínimo de 4 Gb). También hay procedimiento para instalar un Windows XP… si tienes una memoria suficientemente grande.

Por último, una advertencia: huid como de la peste de las memorias U3. En teoría, son memorias en las que “de fábrica” se pueden instalar fácilmente aplicaciones portables. En la práctica, tienen varios inconvenientes: el estándar U3 parece estar muerto, las aplicaciones dejan “huellas” (entradas en el registro), no es fácil quitarse de encima el menú de las apliaciones y encima son bastante más caras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s