Una de virtualización

Llevo varios días viendo a los usuarios de cierto website bastante meneados con el tema de la virtualización. Aunque la virtualización es un gran invento de moda en centros de proceso de datos (por sus ventajas en redundancia, facilidad de instalación y potencia), estos usuarios se dedican a utilizar máquinas virtuales para utilizar programas (léase: juegos) viejos. Parece que los sistemas operativos antiguos deberían ser más fáciles de virtualizar (menos recursos y todo eso), pero es todo lo contrario.

Así que aquí empieza una serie de artículos sobre virtualización de sistemas operativos viejos. Pero ¿qué es una máquina virtual? Una máquina virtual es un emulador de un ordenador completo (guest) dentro de otro equipo (host). Es decir, el ordenador tendrá su propio disco duro, su propia tarjeta de video, su propia memoria y lo que pase dentro de él estará contenido dentro de esos elementos (y, al menos en teoría, no debería afectar al resto de cosas que corren en el host).

En centros de datos, tiene una serie de ventajas ya comentadas, en un ordenador de sobremesa puede servir para ejecutar diferentes sistemas operativos (un Windows 95 dentro de un Linux) o, dado que son máquinas contenidas, poder hacer burradas y pruebas en una máquina virtual que no nos atrevemos a hacer en una real (si la cosa va realmente mal, copiamos otra vez los archivos de la máquina virtual y la tenemos como al principio).

Programas para virtualizar hay bastantes, pero aquí voy a comentar únicamente 4 entornos que son con los que, en principio, trabajaremos.

  • VMWare: Hoy en día es el “rey” de la virtualización. Es un programa maduro, estable y con infinidad de versiones para cubrir las necesidades desde curiosos hasta grandes empresas. Las versiones de mayor interés sería la VMWare Server, que es gratuita y no está limitada para un usuario normal. Funciona en entornos Windows y Linux. Las ventajas son su gran soporte de sistemas y su inconveniente sería que es algo perezosa con sistemas sin drivers de video (por ejemplo, DOS o Linux trabajando en consola).
  • Virtualbox: Aspira a ser el otro gran referente de la virtualización. Viene en dos sabores: Virtualbox “normal” y Virtualbox-OSE (Open Source Edition), que sería una versión totalmente libre. También funciona en Windows y en Linux. Sus ventajas son un mejor manejo de video en guests Windows 2000 y posteriores, y mayor velocidad en sistemas no soportados directamente. Sus inconvenientes son que no tiene herramientas para Windows 9x/Me, y que el soporte de USB es bastante “raro” (una de las diferencias entre la versión normal y la OSE es que OSE no soporta USB).
  • DOSBox: Este programa no es una máquina virtual, sino un simulador muy completo de MS-DOS. Si vas a ejecutar juegos de MS-DOS, es la primera y mejor opción. Funciona en Linux, Windows, Mac, teléfonos móviles… Las ventajas son su especialización que le permite ejecutar las aplicaciones a toda velocidad y una mejor emulación de video y audio; las desventajas son su especialización que no le permitirá ejecutar ningún otro sistema operativo, que no todas las aplicaciones funcionan (prefieren que funcionen los juegos) y que no permite usar la red libremente (aunque emula IPX sobre TCP/IP para que varios DOSBox puedan jugar a juegos en red).
  • Wine: Este ni es una máquina virtual ni un emulador, sino un “wrapper” que se dedica a ejecutar programas Windows en máquinas Linux. Es la primera opción si sólo se quiere ejecutar un programa de Windows, pero si no funciona en Wine, lo mejor es utilizar una máquina virtual real. Tiene una base de datos de compatibilidad muy completa, que da mucha información a la hora de configurar las aplicaciones. Sus ventajas son que es muy rápida y que no hay que esperar a que arranque el sistema emulado completo para ejecutar programas; sus desventajas son que no podrá ejecutar nada que no sea Windows.
  • Otras aplicaciones de virtualización y emulación: hay otras que no menciono, porque son bastante más complejas de instalar (bochs, qemu), tienen menor compatibilidad (dosemu) o directamente no puedo ejecutarlas (Parallel Desktops sólo corre en Mac). De todas formas, en los siguientes artículos se trabajará básicamente con DOSBox o con Virtualbox (son las que utilizo actualmente).

En próximas entregas, iré comentando procedimientos de instalación de sistemas en estas máquinas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s